<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1095616987626592&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Selfitis, un trastorno mental relacionado con las selfies

¿Conoces a alguien que sube fotos suyas a redes como si no hubiera un mañana? Si no, tal vez seas tú quien no para de tomarse selfies y postearlas en Instagram y Facebook. Quizá porque hoy saliste especialmente bien, tu outfit está totalmente combinado o tu peinado es más bello en este instante. Hay muchas razones para tener tu galería llena de imágenes propias. 

 

¿Quién se preocuparía por hacer mil poses para tener el retrato perfecto? Si todo el mundo lo hace, es normal ¿o no? Pues lamentamos decirte que capturarse desde distintos ángulos hasta lograr la mejor foto no es una preocupación para todas las personas, es más, hay quienes no disfrutan estar ante el lente de una cámara. 

 

Narcisista, ¿yo? ¡Jamás!

 

No te queremos espantar, pero existe algo llamado Selfitis y no, ¡no lo estamos inventando! De acuerdo con la BBC, este término se da cuando te obsesionas por los autorretratos, tomas demasiados y los posteas todo el tiempo en Internet. Posiblemente, se torne crónico cuando resulte imposible parar de compartir en cualquier lugar. 

 

Si sientes un deseo incontrolable por tomarte fotos hasta hallar la adecuada y subirla a tu feed, es posible ver afectada tu autopercepción. Si subes una story y cada cierto tiempo la revisas para ver cómo saliste y revisar sus posibles fallas, quizá se vuelva algo adictivo o deberías tener cuidado. Es factible dejar en juego o afectar hasta tu autoestima y autoconfianza.

 

Efectos psicológicos de la sonrisa

 

Si crees que sonreír con ganas ayuda a tu cuerpo, a tus niveles de serotonina y te hace lucir increíble, ¿por qué no subirlo a tu perfil? ¡La gente debe saber lo divertido de tu vida! Claro, la risa cura y nos hace bien, tiene efectos terapéuticos e incrementa hasta la capacidad de ver de forma positiva nuestra realidad. 


Sin embargo, no debes abusar de las fotografías y la vida online. Así que con esto que acabas de aprender, esperamos que la cantidad de likes que recibas sólo influya en tu contenido y no en lo que ocurre en tu vida real. Y hablando de ello, ¿has bajado un posteo de tus redes sólo por no recibir la interacción suficiente? Si tu respuesta fue un “sí”, ten cuidado, los efectos psicológicos están restando a tu persona y autoestima.

Back to Blog

Related Articles

Descubre el poder de tu sonrisa en tu día a día

La sonrisa es un arma muy poderosa. Y sí, sabemos que suena a cliché, sin embargo, debemos...

¿Por qué la gente no sonríe en fotos antiguas?

¿Te ha pasado que miras las fotos de tus abuelos y notas que nadie parece disfrutar ese momento?...

Tu vida sin pausas. ¡Disfruta de cada momento con una sonrisa sana!

Si la situación con tu crush va de maravilla y se acerca su primer beso, debes saber que una de las...