<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1095616987626592&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Agenda cita gratis

Brackets: lo malo, lo feo y lo peor de usarlos

Cientos de años han pasado desde que la ortodoncia se inventó. Aunque algunos instrumentos y formas de trabajo han evolucionado con base en las necesidades de las personas, aún existen prácticas que podríamos catalogar como rudimentarias 😱 Sí, leíste bien: en una sociedad con casas inteligentes y asistentes virtuales, ¡hay procedimientos médicos que aún aplican tecnología del siglo pasado!

 

Sorprendentemente, los brackets son uno de los casos en los que aún puedes ser testigo  de la antigüedad y está muy padre siempre y cuando no sean tus dientes los que estén por medio, ¿no? 😅 Aquí te lo contamos aunque quizá ya lo hayas vivido de primera mano.

 

¿Visita al odontólogo? ¡Qué terror!

 

Acudir a tu revisión con el dentista puede ser un evento que postergas por temor al dolor, mucho más cuando sabes que comenzarás un tratamiento de ortodoncia. Las visitas implican una invasión en tu boca como jamás en la vida habías imaginado. Pasas por mil radiografías de un lado, del otro y así sucesivamente. 

 

Lo peor viene cuando el odontólogo empieza a tomar los modelos de estudio que servirán para tus brackets. Prepárate para morder una masa viscosa que llegará hasta tu campanilla, ¡son los instantes más largos y asquerosos de la vida! Pero no termina ahí: el proceso para alinear tu sonrisa llevará años en los que harás visitas recurrentes por ajustes de ligas, revisiones y más.

 

A un paso de alinear tus dientes sin brackets

 

Es posible que ya hayas buscado cómo usar la cera para brackets e incluso decidido no salir con tus amigos por lo que dure tu tratamiento para evitar las selfies. Pero antes de que inicies con el funeral de tu comida favorita, debes saber que hay otra alternativa para corregir tu sonrisa; una que implica resultados en menos tiempo, de forma más discreta y cómoda. 

 

Hablamos de la ortodoncia invisible: la opción ideal si quieres alinear tus dientes sin sacrificar tu vida diaria y que comparada con los métodos tradicionales, echa mano de la tecnología más avanzada: desde escaneos en 3D para conocer con más precisión la anatomía del interior de tu boca hasta el desarrollo de aplicaciones para realizar tus consultas a la distancia y desde tu smartphone.


Hasta aquí, preguntarás “Ya en serio, ¿sí funcionan?” y la respuesta es “¡claro!”. Más aún, los alineadores dentales harán que tengas unos dientes perfectos en seis meses. De hecho, cuentan con garantía para que quedes satisfecho con tu sonrisa. Por supuesto, sólo hay una forma de saberlo, ¿verdad? Por ello, te invitamos a agendar tu cita de valoración para saber si eres apto para el tratamiento. Hazlo aquí, ¡es completamente gratis!

Back to Blog

Related Articles

Alineadores dentales vs brackets

Seguramente, sentiste alguna incomodidad con sólo ver la imagen de arriba. Le atinamos, ¿no?

Sarro, halitosis y gingivitis: los percances de los brackets

Estás de cita con una persona que te encanta, van al lugar más bonito para que el amor florezca;...

3 imperdibles para lucir bella el día de tu boda

La cuenta regresiva para tu boda ha iniciado: desde aquel día en que conociste a tu pareja y el...